Todas las entradas de: cente85amicen64

Camilo Caride Lorente

CAMILO CARIDE LORENTE
CamiloCarideLorente.png

Nacido en Alcantarilla (Murcia) el 25 de noviembre de 1897.

Estudió la carrera de Ingeniero de Minas teniendo su primer trabajo en Portmán (Murcia) dirigiendo las minas que en ese pueblo tenía D. Miguel Zapara Sáez, el “Tío Lobo”

El 8 de abril de 1926 se casó en Madrid con María Luisa de Liñán y Aramburu.

Permanecieron en Portmán hasta 1934, desde donde se trasladaron a El Centenillo en 1935.

Su vida en El Centenillo

Llegando a final del verano de 1935 permanecieron unas semanas en una casa de la Plaza de la Iglesia, medianera con la Botica, pasando a la zona “de los ingleses” cuando terminaron las obras de acondicionamiento del el chalet en el que vivieron durante todo el resto de su estancia.

Al estallar la guerra civil se encontraban de vacaciones, no incorporándose al trabajo hasta primeros del mes de septiembre. El primer día que fue a la oficina le esperaba un representante de una organización sindical que le mostró una relación de los que debían ser eliminados por desafectos al régimen. Camilo estaba el primero de la lista. Pero aunque ya habían matado al segundo (que era un Capataz de la Mina),  él se salvaría puesto que no había ningún otro Ingeniero (los ingleses se habían ido y no volvieron hasta terminada a contienda) y siempre que atendiese las ordenes que se le dieran.

La zona en la que estaba el chalet se consideró zona bajo la jurisdicción del Consulado de Gran Bretaña explicitado por una bandera inglesa a la entrada del perímetro.

En esas condiciones trabajó durante toda la guerra intentando defender los intereses de la Empresa (procurando no producir demasiado que sería incautado o vendido contra dinero sin valor) con el consiguiente riesgo incluso de la vida. Nunca le fue reconocido por el accionariado.

Tras su salida de El Centenillo a dirigir unas minas de wolframio en el Valle de la Serena (Badajoz) de una empresa alemana hasta mediados de 1944.

Una vez fallecido Jaime Hawes, director de las Minas del Centenillo, la Empresa Haselden, decide abandonar la actividad minera, vendiéndola la Sociedad a la francesa “Peñarroya”, que contrató a sus propios ingenieros al frente de los cuales estaba D. Alain de Sagazan. Como en la legislación de aquellos tiempos era obligatorio que la dirección recayera en un ingeniero español decidieron, que fuese Camilo Caride, perfecto conocedor del laboreo de aquellas minas.

Durante un cierto tiempo, alrededor del año 1950 visitó durante dos o tres días mensuales El Centenillo desde su residencia en Alcantarilla (Murcia).

Tras este trabajo, al ingresar en el Cuerpo de Ingenieros del Estado, entró en la Jefatura de Minas de Granada, sin abandonar su residencia estable en Alcantarilla.

En 1956 pasó a ser Director de la Escuela de Capataces de Minas, y donde permaneció hasta la conversión en Escuela de Ingenieros Técnicos de Minas, puesto que ocupó hasta su renuncia a finales de 1964.

Hasta su jubilación en 1972, hizo trabajos de diversa índole: estudios de aguas subterráneas, dirección de las minas de azufre de Agramón (Albacete) y de la Mancomunidad de Minas de Hierro de Cehegín (Murcia) así como abundantes peritajes técnicos para los juzgados, proyectos empresariales etc.

Durante la última época de su vida se dedicó a escribir. Por entonces escribió “Historia de las Minas del Centenillo” que se ha convertido en un texto de referencia.

Un problema de visión (degeneración macular) le apartó de su vocación investigadora.

Murió en Murcia el 30 de noviembre de 1984.

 

Fuente:  Jose Antonio Caride.